La sirvienta Sandra relato erotico xxx


Buscar Relatos eroticos ( Busqueda avanzada )

3.49 / 5 (49 votos)

La sirvienta Sandra

Categoría: Dominacion Comentarios: 0 Visto: 101814 veces

Ajustar texto: + - Publicado el 18/12/2016, por: Anonimo

¡ULTIMO DIA! SEXSHOP OFERTAS DEL 60% DESCUENTO SOLO HOY (TODOS LOS ENVIOS GRATIS Y CON MAXIMA DISCRECION)

Hola, ésta es mi historia con una sirvienta que llegó a casa a realizar los quehaceres domésticos…sucedió hace unos cuantos años, en Catamarca (Argentina) yo recién me acababa de separar y me fui a vivir a una casa que había comprado
Hola, ésta es mi historia con una sirvienta que llegó a casa a realizar los quehaceres domésticos…sucedió hace unos cuantos años, en Catamarca (Argentina) yo recién me acababa de separar y me fui a vivir a una casa que había comprado, soy profesional y empresario por lo que tengo una muy buena posición económica.
Aunque la vivienda no era grande, era cómoda y acogedora, tenía 3 habitaciones, dos baños, una amplia sala de estar y una hermosa piscina.
Pero como todo hombre medio inútil para tener limpio un hogar necesité contratar una mucama para que me tenga todo acomodado, además de prepararme la comida y la ropa.
Así llegó Sandra a mi vida, ella había sido recomendada por una amiga mía.

Sandra era una mujer de unos 38 años, un metro 65 de altura, buen físico, cabello teñido de rojizo no fuerte pero que llamaba la atención, tenía unos senos medianos pero un andar bastante sexy que me llamó la atención desde el primer momento que la ví…su contorneo al caminar era muy atractivo y uno no podía dejar de verla.
Una particularidad de Sandra era que siempre se vestía muy bien, especialmente polleras cortas y camisas abiertas, su maquillaje siempre era muy equilibrado (nada que ver con las mucamas que hemos tenido mientras estaba casado, esas chicas eran bastante desaliñeadas y feas).
Hablaba fluidamente y no tenía problemas de conversar cualquier tema.
Pasaban los días y me empecé a calentar con ella e inicié conversaciones con doble sentido a las cuales ella no se escapaba…Eso me calentaba más!! Llegaba la noche y le dedicaba una linda paja a Sandra.

Buscaba la forma para ver si podía tener algo con ella pero cuando veía la posibilidad de avanzar ella me frenaba con alguna frase…caramba!, me parece que no quiere nada conmigo! A qué está jugando ésta mujer? Hace insinuaciones y luego me detiene mmmmm
Ya habían pasado unas tres semanas y mientras iba a buscar algo a la cocina escuché a Sandra hablando por su celular, aparentemente era una amiga por la forma de expresarse, Sandra le decía a su amiga que ella (su amiga) había tenido suerte con su patrón porque se había dejado coger, se embarazó de él y luego le inició juicio por la manutención del niño y ya no necesitaba trabajar.

Por lo que pude interpretar, su amiga le preguntaba sobre mi aspecto físico, a lo que Sandra contestaba sin pelos en la lengua…aunque no me puso en el Olimpo de lo hombres bellos tampoco me dejó por el piso y luego su amiga por lo que interpreté le recomendaba que se dejara coger por mi y que se embarace…mmmm….
a lo que Sandra primero le decía que no y entre chiste y chiste que se decían, mi sirvienta le dijo que lo iba a pensar.
Una señal de alarma se prendió en mi y dije: “mejor paro acá, sino meto la pata” y no le dí mucha atención a Sandra por un par de semanas.

El problema era que ya había pasado como tres meses que no cogía con nadie y mis hormonas estaban a full y Sandra con su vestimenta estaba para partirla en ocho, no sabía qué hacer.

Un sábado estaba en casa y Sandra estaba realizando sus tareas domésticas de costumbre y pasaba por frente mío…mi cabeza giraba a 1000 kilómetros por hora y no resistí…la agarré desde atrás e intenté besarla pero ella se resistió y buscó escaparse de mis brazos mientras gritaba: – Señor, no por favor!! Qué hace?
– Sandra, no aguantó más, te deseo y te voy a coger por las buenas o por las malas
– No Señor, no quiero, – ah no? Tomé un cuchillo de cocina que estaba cerca y la volví agarrar poniendo el elemento cortante cerca de su cuello y le dije: ahora vas a ver quién es tu patrón.
Quedó paralizada del susto cuando le puse el cuchillo.

Acto seguido le levanté la falda y empecé a acariciar su conchita mientras sentía cómo su respiración era más rápida y nerviosa, buscaba salir de ahí pero no se lo permití, la tiré sobre el sofá le até las manos con mi cinto y le desprendí la camisa para poder besar sus tetas, después de jugar con ellas por unos minutos mientras ella lloraba y me rogaba que la dejara, inicié mi concentración en su concha, le arranqué su tanga tipo hilo dental y comencé a chupar su vagina y su clítoris con fuerza, al principio estaba seca y unos momentos después ví como se empezaba a mojar y mis dedos entraban con facilidad, su resistencia no era la misma e iba disminuyendo “la muy zorra lo está disfrutando” -pensé, su llanto se transformó en pequeños gemidos de placer y sus manos tomaban mi cabeza acompañando mis movimientos sobre su vagina, había vencido su antagonismo…me levanté y la miré y ví que se había soltado de mi rudimentaria atadura con el cinto sin que yo me diera cuenta.

Acaricié de nuevo su turgente seno donde su pezón se encontraba durito y ayudé a que se ponga de rodillas, mi miembro estaba a punto de estallar en el pantalón, lo bajé y ella entendió lo que debía hacer…fue una mamada fabulosa, no dejó de recorrer ni un milímetro de mi pene y mis testículos, sabía muy bien hacer su trabajo.
Luego la monté sobre el respaldo del sofá, abrí sus piernas y de un solo golpe metí toda mi pija, ella gimió y con sus ojos entreabiertos veía como la bombeaba una y otra vez, Sandra lo disfrutaba y yo estaba en las nubes “más, más, no pares, quiero sentir toda tu poronga, si patrón así…”.

La levanté e hice que ponga sus manos sobre la mesa, de espaldas y volví a cabalgar por su vagina nuevamente, Sandra no paraba de gemir de placer y pedía que lo siga haciendo con más fuerza, yo estaba hecho un toro…pero algo sucedió…Sandra empezó a decirme, en medio del entre y salga, palabras que me inquietaron…”Si, patroncito, así, cógame toda que soy solo suya para siempre…” ahaha aghagh “Patrón, deje su lechita dentro de su sirvienta, dejela toda, la necesito adentro y nuestras vidas se van a unir, dele…porfa agh agh, hágalo rápido, acabe dentro mío”…en ese momento recordé la conversación por teléfono que había tenido con su amiga y pensé “ésta hija de puta quiere que la embarace!!”….

Saqué mi verga raudamente, la agarré del cuello y le grité “Así que querés que te acabe adentro para embarazarte!! Puta de Mierda!” La forcé que se ponga de rodilla para que me la chupara y no abría la boca y rompió en llanto…a continuación apreté su nariz para obligarla a respirar por la boca y así poner mi verga, cuando la abrió puse toda mi pija (aún con el miedo de que me mordiera la muy zorra) y cogía su boca fuertemente hasta que se tragantaba haciendo arcadas, mientras le espetaba “Así vas a quedar embarazada? Puta, Así?.
Té escuché con tu amiga por teléfono, querés hacer lo mismo? Mirá lo que hace tu patrón… querías que acabe adentro…Bueno, tomá PUTAAA, tomá, te acabo dentro de tu boca, zorra!!, reventada!!” y mi leche se desparramó con fuerza dentro de su boca, saqué mi pija de ahí y tapé con una de mis manos su boca mientras le decía con enojo y saña “tragalo, puta, querías mi semen adentro?.
ahí lo tenés…, tragá todo, dale ramera!!” Una vez que confirmé que se había bebido mi leche la arrojé hacía el suelo y me fui a mi cuarto.
Sandra lloraba en el piso, se levantó y fue a su habitación corriendo.

Había pasado unas dos horas, bajé y todo estaba igual de desordenado como cuando había estado cogiendo con Sandra, me dirigí a su habitación despacio, sin hacer ruido, miré por la cerradura y la vi recostada en su cama boca abajo sólo con su camisón transparente que siempre usaba, sabía que no tenía llave la habitación porque la había perdido hace unos días por lo que podía entrar sin inconvenientes…miré unos segundos más y en eso ya me estaba tocando la verga… “Ésta zorra, me está calentando de nuevo, la puta madre!!!” Seguí haciéndome la paja despacito, imaginándome ese culito que no lo había podido coger horas antes…se me cruzó una idea perversa “si entro y me la cojo de vuelta? Ahora por el culo”…me saqué la ropa en el pasillo, abrí la puerta lo más despacio posible para que no hiciera ruido y entré; una vez en la habitación fui directamente hacía ella y puse todo mi cuerpo cuestión que así pueda inmovilizarla…ella despertó y empezó a gritar “Pare, qué hace??!!” mientras que con una mano la sujetaba con fuerza, la otra buscaba correrle su tanga, una vez hecho esto intenté clavarle mi pija pero ella seguía poniendo resistencia, les digo la verdad? No me fue fácil, tuve que abofetearla mientras intentaba colocarla hasta que pude…la penetré de un solo empujón, no podía ponerme a dilatarlo, no me lo permitiría ya que se veía furiosa conmigo, ella pegó un grito de dolor desgarrador mientras lloraba …yo empecé a bombearla duramente y en seco y ella clamaba, “Sacala Hijo de puta, me duele, sacala por favor, no aguanto” eso me calentaba más y no paré…y me vine en su culo, era tal la calentura que había tenido que mi leche no paraba de salir a chorros, una vez que me relajé, salí sin decir nada, ella quedó llorando e insultándome.

Volví a mi habitación, tomé mi pantalón, extraje mi billetera y una buena cantidad de billetes de alta denominación, regresé donde estaba Sandra y ella seguía llorando, me miró con sus ojos llenos de odio, sin inmutarme le tiré los billetes hacia ella y le grité, “Te quiero fuera de ésta casa, entendiste puta, fuera, no quiero verte ya mañana aquí”.

A la mañana siguiente, me levanté, busqué por todos lados y Sandra no estaba…su habitación estaba desordenada y se había llevado sus pertenencias, cuando pasé por uno de los baños de la casa noté algo…entré y miré que en el espejo había escrito con pasta dental “HIJO DE PUTA”…esbocé una sonrisa y me fui hacer el desayuno…pensaba que debía buscar otra sirvienta y ésta vez no debía ser tan linda para que no me tiente de nuevo…recordé lo que había pasado el día anterior y me calentaba, había gozado en mi posición de dominador y maltratador…de repente…un pensamiento se apoderó de mi…si ésta zorra me denunciaba? Para colmo en mi país (Argentina) está de moda lo de violencia de género contra la mujer y la iba a pasar mal…no fui a trabajar por dos días y casi no podía dormir…ya habían pasado 5 días y no aguanté más, fui a buscar consejo a un amigo abogado que hace derecho penal para sacarme la duda, le conté todo lo que había pasado…se cagó de risa: “qué hijo de puta qué sos jaja”…”dejame averiguar con algunos contactos y te llamo”.
A la tarde de ese mismo día me llamó y me dijo: “quedate tranquilo, no hay nada y no creo que a ésta altura vaya presentar algo…” respiré aliviado…
La historia termina aquí? No…continúa

Había pasado un año y medio desde lo que sucedió con Sandra, yo seguía con mi vida, la empresa funcionaba bien, tenía contratos con el gobierno y me cogía una pendeja de 19 años (la oficial) y otras por ahí de vez en cuando, me juntaba con los amigos a jugar al fútbol y a comer asados (muy típico de Argentina)…uno de ellos era Manuel, no era muy querido en el grupo y pocas veces lo invitaban ya que cuando compartíamos unos vinos y tragos se ponía agresivo o en su defecto se quedaba dormido y era muy difícil despertarlo por lo que había que llevarlo hasta su casa (porque en ese estado no podía manejar) y varias veces nos arruinó la fiesta.

En cierta oportunidad me lo crucé a Manuel en el banco, hace bastante tiempo que no lo veía y nos pusimos a charlar, me contó que se había separado y se fue a vivir con una empleada que tenía ya que la había dejado embarazada y había sido padre hace poco, realmente quedé sorprendido ya que ninguno de nosotros sabía esa historia de él y lo mantuvo bien guardado…Manuel insistió en invitarme a cenar a su casa y que lleve la chica que yo tenía para que cenemos los cuatro y para que su nueva señora pueda conversar con alguien mientras nosotros podíamos ponernos al día con nuestros temas.
Al principio no acepté pero insistió tanto que al final accedí…nos veríamos el sábado.

Llegó el día indicado que iba a cenar a la casa de Manuel y al final decidí no decirle nada a Romina (la chica que salía conmigo y que mis amigos conocían como la oficial) e iría solo, primero porque yo tengo 37 años y ella 19, además de ser bastante inmadura, daba opiniones que la dejaba mal parada y me avergonzaba…yo la quería para coger (por cierto, cogía como los dioses) no para que sea mi mujer de verdad y como no conocía la nueva mujer de Manuel no quería arriesgar, así que pensé en decirle que estaba descompuesta y la excusaba de ir.

Bueno…llegó la hora…fui hasta la nueva dirección de Manuel y me hizo pasar, cuando entré él llamó a viva voz a su mujer para presentármela, ella se acercó y cuando la vi enmudecí…los dos teníamos cara de sorpresa y no sabíamos qué decir…era SANDRA!!! Mi ex sirvienta…cuando salí del shock balbuceé un saludo y le extendí la mano, los dos teníamos colorados nuestros rostros…me hizo pasar al living y después de un momento me calmé e intenté hacer que no pasaba nada…la cena transcurría entre anécdotas de Manuel y mías porque Sandra estaba sumamente callada (debe ser por la sorpresa que se había llevado al verme) pero en mi cabeza volvían mis recuerdos de hace un año y medio atrás cuando poseí a Sandra y cómo me la cogí…lo que si se escuchaba de Sandra varias veces era “Manuel, no tomes tanto, te va hacer mal…” pero obvio Manuel no le hacía caso jaja y eso fue el detonante de lo que pasó mas tarde…habían pasado unas horas ya y Manuel empezó a cabecear y hablaba entrecortado mientras dormitaba hasta que en un momento se quedó totalmente dormido y comenzó a roncar…Sandra me miraba nerviosamente y me dijo “Bueno, ya es hora de descansar” a lo que agregué “es verdad, ya me voy, pero primero te ayudo con Manuel…lo acostamos” “no, dejá – me dijo – lo pongo en el sillón hasta que se despierte” yo insistí en ayudarla a llevarlo a su habitación que era en la planta alta, es que mi cabeza ya estaba a mil diagramando alguna estrategia para cogermela de nuevo a Sandra y mi mente estuvo enviciada con eso…
Subimos hasta la habitación principal, llevando a Manuel lo dejamos acostado sobre la cama y luego bajamos.
“ya tienes que irte, tengo mucho por limpiar” me dijo ella.

“Te ayudo, no tengo sueño aún” le respondí, ella se negaba quería que me vaya lo más pronto posible de la casa, no le hice caso tomé la escoba y me puse a barrer mientras ella ofuscada trajo las cosas que habían quedado en la mesa y se apostó a lavar.
Mientras yo reojeaba lo que hacía e intentaba disimular mi erección de entre las piernas.
En un momento ella había despejado la mesada y estaba de espalda y me dije “ésta es mi oportunidad!”.
Me abalancé sobre ella levantando su falda y aprisonando su cuerpo entre la mesada y el mío, ella pequeño grito y me dijo “qué haces boludo”…”Te estuve deseando toda la noche Sandra, ahora vas a ser mía”…
-Soltame, mirá si Manuel se despierta
– No se va a despertar de lo borracho que está, vos crees que no lo conozco?
– Soltame, soy una mujer casada ahora…
– Querés que le cuente a Manuelito lo que su mujercita hacía antes conmigo eh? Las putitas nunca cambian son putas siempre
– no, no por favor, no sigas

Como pude le bajé su bombachita tipo hilo dental, la di vuelta y la levanté y la senté sobre la mesada.
Mientras ella forcejeaba yo intentaba sacar mi pija del pantalón…hasta que pude… mi lucha se trasladaba a penetrarla, entre cachetazos que tuve que darle para vencer su resistencia y coloqué mi miembro y éste entró en su vagina mientras al mismo instante le chupaba sus tetas, ella daba pequeños gemidos cada vez que la embestía con mi aparato, a medida que la penetraba más fuerte su cuerpo empezó a arquearse de una manera tal que me di cuenta que se estaba dejando llevar por mi cogida, estaba gozando, era un espectáculo maravilloso, no me podía contener más seguí con embestidas mas fuertes y sus gemidos no los disimulaba hasta que mi semen saltó como rayo poderoso dentro de su vagina y ella dio un grito de placer…llegó al orgasmo…su cuerpo se abalanzó hacia mi, me abrazo fuertemente y al oído me susurró entre suspiros “necesitaba que alguien me cogiera asi…por Dios” mientras yo echaba dentro de Sandra mis ultimas gotas de semen.
Pasaron unos instantes y ella me sacó de un empujón y me grito “Andate Hijo de Puta, no te quiero ver más”, solo atiné a sonreír y mientras subía mi pantalón le dije “te gustó, se que te gustó me lo dijiste al oído jaja” acto seguido me tiró con un vaso que estaba al alcance de su mano que por suerte no me llegó a tocar jaja y me marché.

Pasaban los días y seguía pensando en Sandra, estaba obsesionado.
Le mandaba mensaje a Manuel por cualquier cosa y ahí me enteré que se iba a Buenos Aires por unos días, tengo una nueva oportunidad me dije.
Él salía un miércoles en el avión de la mañana así que ese día me aposté temprano a las afueras de su casa esperando que saliera al aeropuerto, llamé a la aerolínea para saber si el vuelo estaba en orden y salía a horario, me dijeron que sí.
Llegó el taxi se despidió de su esposa y se fue.
Esperé unos diez minutos para asegurarme que no volviera y me dirigí a la puerta, toqué el timbre, Sandra abrió la puerta y la cara de asombro era tal que quedó paralizada y balbuceó “Manuel no está, se fue de viaje”
– si, ya sé, vengo por vos
Intentó cerrar la puerta pero yo apresuré en poner mi pie y con mi fuerza la abrí.

– Qué querés Gustavo, ya está…ya te aprovechaste de mi, está mi hija ahí
– Te gustó la vez pasada, por qué no volver hacerlo? La verdad Sandra, me tenés loco estoy obsesionado con vos, quiero hacertelo una y otra vez, pero no quiero obligarte
Me miró fijamente tomó aire y se abalanzó hacia mi con fuerza, me atajé creyendo que me quería atacar pero NO!! Me besó apasionadamente y nos fundimos en el sillón, hicimos el amor alocadamente sobre él, me cabalgó intensamente, les juro que tenía los ojos abiertos para ver a ésta mujer infernal hacer su trabajo…llegó repetidamente al orgasmo como si lo estuviera necesitando urgentemente.
Cuando yo iba por explotar ella lo presintió…pegó un salto y se puso a mamar mi pija mirándome fijamente a mis ojos hasta que no aguanté más y exploté en el interior de su boca, ella se tragó todo lo que expulsé y siguió mamándola hasta que ni una gota más saliera de mi candente miembro.
Estaba exhausto.

Así iniciamos una larga relación que hasta hoy perdura y lleva 8 años, Sandra tuvo dos hijos varones más pero le dicen papá a Manuel (jaja), un día él me confesó que ni se acordaba en qué momento la embarazó y cómo sabe que la cirrosis que le provocó el alcohol es fatal cuenta las horas de su partida y que dejará todo a Sandra y a los hijos que tuvo con ella para que nada les falte en el futuro…ya le dije a Sandra que ni loca se va a separar de él, después de todo Manuel tiene una buena fortuna que no es para desperdiciar jaja
En otras entregas le contaré otras experiencias (algunas extremas) que hemos tenido durante éstos 8 años…mientras tanto nosotros también contamos los días de su ádios, después de todo su mujer quedará en muy buenas manos jeje FIN

SEXSHOP OFERTAS DEL 60% DESCUENTO SOLO HOY (TODOS LOS ENVIOS GRATIS Y CON MAXIMA DISCRECION)

Últimos Comentarios Agregados

No hay comentarios para este relato

Escribir comentario

Debes ser un usuario registrado para poder comentar y votar. Registrate Aquí.
PUBLICIDAD
ENTRA AQUI Y TEN UNA AVENTURA CON GENTE DE TU ENTORNO
X

Reportar relato

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra , pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Online porn video at mobile phone


relatos eroticos de 50 sombras de grey 18.3cuenta relatos eroticoshistorias xxxrelatospornohistorias de insestome coji a mamame cogi a la mama de mi amigorelatos de sexo con mi suegrami suegra xxxrelatos eroticos 2016sexo con la ninerarelatos eroticos ninarelatospornochantaje xxxsexo con mi madrerelatos cortos eroticosrelatos eroticos de triosrelatos eroticos ginecologosrelatos eroticos tiasincesto con mi hijasexo en transporte publicorelatos eroticos con mi hijorelatos eroticos movilrelatos eroticos mi suegraconfesiones xxxcogiendo en la azotearelatos eroticos con fotosrelatos eroticos de jovenesrelatos eroticos sobrinarelatos eroticos incesto gaykarla la primarelatos eroticos incestorelatos eroticos para adultosrelatos eroticos madurascornudos xxxrelatos eroticos de infidelidadxxx cornudorelatos eroticos nene gayxxx trios mexicorelatos eroticos del marquezcogiendo a la sirvientanegros pollonesrelatos eroticos en la playaincestosasmama hijo xxxrelatos eroticos mi suegrarelatos eroticos esposasrelatos eroticos de matrimonioschacha xxxsexo analxxx con mi madrastrahistorias de sexo gayculos gratiscojiendo con la mama de mi amigorelatos eroticos de colegialasrelatos sexo gayrelatos eroticos de enfermerasrelatos eroticos analesme follo a mi hijarelatos eroticos orgia familiarmi primera vez relatos eroticosrelatos eroticos gay.comrelato pornomi madrastra xxxporno chicas virgenesincesto relatos eroticosincesto madres e hijossirvientas calientesrelatos eroticos pornosrelatos eroticos amor filialrelatos erotiosrelatos de sexo filialconfesiones eroticasporno prostituta